Totti_slide

LA PIZZA (Breve historia)

Muchos se atribuyen el origen de la pizza. En las antiguas escrituras se lee que en todos los sitios se cocinaba pan con levadura. En la ultima cena Jesús partió el pan, que en aquel tiempo era en forma de “focaccia”.

Los antiguos romanos preparaban los almuerzos amasando harina con agua, trabajándola como las pizzas modernas y cocinándolas sobre piedras ardientes.

Con la conquista del antiguo Egipto fueron importadas las levaduras que se añadían a la masa y que con las que se obtenía un producto similar a las pizzas actuales. El nombre moderno de pizza deriva del latín pinsere, que significa prensar, aplastar y pisar.

Sólo en 1700 se empieza a apreciar la pizza moderna, aquella que en todo el mundo se ha afirmado como “pizza al pomodoro” (pizza con tomate), en varias versiones pero siempre con su imagen rojiza.

Esto es debido al hecho de que el tomate, originario de las Américas, no existía en Europa. Tenía que pasar un siglo y medio antes de que los europeos descubriesen las virtudes del tomate en la cocina. La pizza con tomate es la que tiene más popularidad y supera a todas las otras, es la primera solamente con ajo y aceite o con mozzarella y anchoas saladas, y es unas de las más antiguas.

En los libros de cocina del 1700 se habla también de una pizza doblada como un libro, similar a nuestro “calzone” relleno.

Sólo hacia 1830 se empieza a hablar de verdaderas pizzerías. Hasta entonces, las pizzas se vendían en bancos al aire libre. La primera pizzería se abrió en Nápoles en Piazza Dante, con su horno de ladrillo y fuego de madera. Más adelante se pensó utilizar un horno forrado con productos de origen volcánica del Vesubio, mejor que los ladrillos para alcanzar altas temperaturas y obtener mejores pizzas.

Según la historia, la pizza nació en Nápoles del 9 de junio de 1889 cuando Don Rafael Esposito, titular de la pizzería “Pietro il pizzaiolo”, preparó para el Rey Umberto y la Reina Margarita una pizza con los colores de la bandera Italiana, rojo del tomate, blanco de la mozzarella y verde de la albahaca, y que llamó Pizza Margherita.

La magia de los cuatros elementos: harina, agua, sal y levadura con sus aliños se ha transformado en nuestros tiempos en ciencia para la preparación de la masa y en arte para la presentación final del producto.

Gran número de pizzerías en el mundo ha modificado los gustos del consumidor, que exige un producto más ligero que no produzca hinchazón de estómago o el clásico ardor en la boca después de comer una pizza, factores negativos, atribuidos erróneamente a la levadura y a los aderezos, cuando en realidad son debidos exclusivamente a la escasa maduración de la masa.

Scuola di cucina

“A TAVOLA CON LO CHEF”

Share

No hay comentarios

Se el primero en comentar

Deja un comentario

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>